Inicio | Contacto | English RSS Spaintfitness
   
 
   

LA INMUNOTERAPIA: UN PASO DE GIGANTE CONTRA EL CANCER


El sistema inmunitario está diseñado para actuar contra virus, bacterias y contra todo aquello que reconozca como ajeno a nuestro cuerpo, pero las células tumorales son células propias que se dividen sin control, y se esconden muy bien de nuestras defensas, bien evitando ser reconocidas o produciendo sustancias inmunosupresoras; así consiguen retrasar su reconocimiento como malignas, con lo que llegan a desarrollar cánceres en muchas ocasiones. 

La Inmunoterapia, también conocida como terapia biológica, es un tratamiento contra el cáncer que se distingue de los demás en que no está dirigido a destruir las células tumorales sino que se centra en estimular las defensas del enfermo para que su propio sistema inmunitario sea capaz de “ver” el tumor y pueda atacarlo hasta destruirlo. Tiene la gran ventaja de que el daño causado a los tejidos sanos es mínimo y además crea una memoria inmunológica para que el organismo sea capaz de reconocer siempre ese tumor y desintegrarlo si vuelve a crecer.  La desventaja es que sus efectos no son inmediatos ya que el sistema inmune tarda un tiempo en prepararse para enfrentarse al tumor. A lo largo de muchas décadas la Oncología ha intentado estimular el sistema inmune pero los fármacos de los que se disponía no generaban la respuesta esperada. Investigando y comprendiendo los mecanismos que utiliza el cáncer para evitar a las defensas se fueron consiguiendo tratamientos inmunológicos cada vez más eficaces. 

TIPOS DE TRATAMIENTOS INMUNOLÓGOCOS 

Actualmente existen tratamientos de dos tipos, inmunoterapias específicas e inmunoterapias no específicas. La inmunoterapia específica es la que provoca la respuesta contra un antígeno o célula concreta y dentro de este grupo tenemos las vacunas y la terapia celular adoptiva. 
Hay dos tipos de vacunas: las preventivas que se utilizan en ausencia del tumor para evitar que se produzca y las terapéuticas que pretenden provocar la reacción inmune para que el organismo luche contra el cáncer. 

La terapia celular adoptiva es un procedimiento aún experimental de tratamiento de gran complejidad técnica. Hay que realizar una biopsia al paciente, extraer los linfocitos que están en el tumor y que se supone que luchan contra él y cultivarlos y hacerlos crecer en número en el laboratorio para después volverlos a infundir al paciente. Tiene una buena eficacia pero es técnicamente muy complejo por lo que aún está en fase experimental. Una variante de este procedimiento consiste en extraer linfocitos de la sangre del paciente y modificarlos genéticamente para que reconozcan células del tumor mediante incorporación de un receptor a esos linfocitos. Son los CAR (receptores quiméricos de antígeno) que están empezando a ser utilizados con un éxito importante en las leucemias refractarias entre otros tumores. 

La inmunoterapia inespecífica estimula de forma global el sistema inmunológico sin focalizarla en un objetivo concreto, aquí encontramos las citoquinas y las proteínas de control inmunológico.   Las citoquinas son unas pequeñas moléculas que las células del sistema inmunológico usan para comunicarse entre ellas. Fueron de los primeros fármacos en emplearse eficazmente en el tratamiento del cáncer. Estimulan de forma global el sistema inmunológico. Su toxicidad depende de esta estimulación y puede causar fiebre, malestar y síntomas similares a la gripe. De esta clase de tratamientos el más utilizado es el interferón en pacientes con melanoma y la interleucina en pacientes con carcinoma renal. Estos fármacos son de eficacia moderada y están siendo sustituidos por otros más avanzados.   Las proteínas de control inmunológico son los más recientemente incorporados y los que, por su eficacia, han vuelto a llamar la atención sobre el sistema inmune. Actúan en momentos claves de la regulación del sistema inmunológico permitiéndonos controlar la respuesta inmunológica. El primer fármaco de este tipo ha sido el Ipilimumab (comercializado en España para los pacientes con melanoma). El mecanismo de acción es retirar un freno natural del sistema inmunológico para que éste quede permanentemente activado y la respuesta contra el tumor sea persistente en el tiempo. Otros fármacos de enorme interés dentro de este grupo son los anticuerpos que actúan sobre los receptores de la proteína de la muerte programada y su ligando (PD1/PDL1). PDL1 es expresado por las células para no ser atacadas por el sistema inmunológico y es uno de los mecanismos por los que los tumores consiguen evitar el sistema inmune. El bloqueo de estos receptores va a aumentar el reconocimiento del tumor por el sistema inmunológico por lo que el cáncer será destruido. Ya han demostrado su eficacia en múltiples tumores, incluyendo melanoma, carcinoma de pulmón, cáncer renal, de cabeza y cuello, entre otros. 

La inmunoterapia pasiva consiste en que el organismo no tiene que activarse inmunológicamente sino que recibe el anticuerpo desde fuera.  Son tratamientos basados en los anticuerpos monoclonales que se diseñan para que reconozcan las células tumorales o las sustancias que precisan para su crecimiento. Se administran periódicamente, generalmente por vía intravenosa, y pueden destruir las células tumorales o privarlas de factores esenciales de crecimiento. Tiene un uso muy amplio actualmente aunque por su mecanismo de acción pasivo a menudo no se considera como un tratamiento de inmunoterapia. Algunos de ellos son bevacizumab, rituximab, trastuzumab, cetuximab o panitumumab.

Por último, existen tratamientos difíciles de clasificar, como el uso del bacilo de Calmette Guérin (BCG) que se utiliza en el cáncer superficial de vejiga tras la resección quirúrgica. Se administra intravesicalmente, y consigue inducir una reacción inmunológica global que ayuda a prevenir en un alto porcentaje la recaída del carcinoma de vejiga. BO-112, EL PRIMER TRATAMIENTO DE INMUNOTERAPIA DESARROLLADO EN ESPAÑA Estos últimos días ha salido a la luz  un comunicado del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid y la Clínica Universidad de  Navarra en el que anuncian que desde octubre del pasado año se está realizando un ensayo clínico del primer medicamento de inmunoterapia contra el cáncer desarrollado en su totalidad en España. El BO-112, un fármaco experimental en fase 1 que nació en el CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas), se ha desarrollado en Bioncotech de Valencia, y se ensaya ahora en pacientes con tumores sólidos de mal pronóstico en el Hospital Gregorio Marañón. Se inyecta directamente en el tumor (evitando la toxicidad generalizada y permitiendo utilizar dosis mayores) en lugar de la vía intravenosa de otras terapias, buscando un efecto de vacunación in situ, combinando la inmunoterapia y la autofagia.    “Es un tratamiento biológico, en el en el que se fabrica una especie de virus sintético con una cadena doble de ARN”, indica Iván Márquez, oncólogo del Gregorio Marañón.  “Entra en las células tumorales, por las que siente especificidad, y las altera de tal manera que ocurren dos cosas: Las células se estresan y comienzan un proceso de autofagia", dice Márquez. Es decir, se consumen a sí mismas.   Por otra parte, en este proceso se manifiestan más componentes de las células que atraen al sistema inmunológico. El médico lo ejemplifica diciendo que pasan de ser tumores fríos, inmunitariamente hablando, a otros calientes, más activos.   En esta primera fase del ensayo clínico, se centran en tumores de fácil acceso, como melanomas, cánceres dermatológicos subcutáneos y ganglionares, y no descartan encarar pronto otros de peor acceso como los tumores cerebrales y pulmonares.   Este medicamento lleva diez años desarrollándose. Marisol Soengas, del grupo de Melanoma del CNIO, publicó sus primeros resultados en 2009, después de varios años de trabajar con él, así que el inicio de la investigación puede datarse en 2005 o 2006. Tras estos ensayos clínicos, aún faltan otros cuatro o cinco más para que, si todo va bien, los pacientes puedan acceder a este fármaco de manera generalizada. 

Según los investigadores, la inmunoterapia esta revolucionando el tratamiento de algunos tipos de cáncer y aunque los porcentajes de respuesta tienen un gran margen de mejora, la terapia que combine distintos medicamentos que estimulen el sistema inmunitario es la gran esperanza de la Oncología.







 
RSS    Twitter   Suscribirse por mail  facebook Spainfitness





Categorías
Nutrición deportiva
Mitos y creencias erróneas
Aeróbic
Calentamiento
Masajes
Relajación
Resistencia
Musculación
Perder Barriga
Quemar Grasas
Belleza & Cuidados del cuerpo
Aparatos & Maquinas
Suplementos para deportistas
Sobreentrenamiento
Deportes
Ejercicios cotidianos
Medicina alternativa
Gimnasia
Ejercicios
Entrenamiento
Medicina
Salud
Danza
Monograficos
Actualidad Deportiva
Ropa Deportiva
Psicología

Gimnasios en España
Directorio de gimnasios
Gimnasios por ciudad
Gimnasios por actividad
Gimnasios por instalación
Gimnasios por provincia
 
© 2006-2008 SpainFitness.com, Contáctanos, Spain Fitness in English (nuevo)   [Valid RSS]